viernes, 10 de abril de 2009

Aclaraciones que oscurecen

Queridos lectores, amigos, blogueros:

-Sobre la entrada anterior-
No me voy a poner a discutir sobre Sabina. Sobre gustos no hay nada escrito, como se dice. Sólo diré que me venía bien la canción. En otro orden de cosas, agradezco a todos por sus palabras de aliento y por el cariño que me demuestran. No puedo dar muchas explicaciones. Disculpen si usé este medio para hacer catarsis, intentaba escribir pero no salía otra cosa. Solamente puedo decir que esta fecha está asociada a traumas pasados y es una época del año muy difícil para mí. El terapeuta hizo todo lo que pudo desde su escasa teoría psicoanalítica y su gran buena voluntad. "Neurosis traumática"...que se yo, "como los soldados de guerra" -dijo-. Parece que ponerle nombre alivia las cosas (?) Quizás sea mejor que no escriba hasta mayo, por lo menos. Ya veré. Gracias. Abrazos para todos.

13 comentarios:

  1. No le permito. Uno escribe lo que quiere, porque quiere y cuando quiere. Me parece lógico que la gente se preocupe, para eso están los amigos, pero no para recomendarnos qué hacer o qué escribir. Si este no es un espacio de libertad, la libertad donde está? Escriba lo que quiera, cuando quiera y si le cabe aclarar, aclare. Pero no hay obligación!
    Lo que sí, no nos deje sin comer hasta mayo, aunque me contradiga.
    Te digo todo esto porque no me gusta nada cuando escribo algo tristón que me pregunten qué me pasa...No necesariamente porque escribamos cosas tristes significa que lo estemos, y de última si lo estamos y lo queremos decir, es nuetro derecho. Así que sea Ud. misma de una vez por todas, en su versión full o en su versión tristona, pero sea, que me acostumbré a leerla!

    Un beso (perdón por el sermón, debe ser por la fecha...)

    ResponderEliminar
  2. Cuanto lo siento, pero vos sabes los mejor, nosotros por aquí te esperamos y te sentimos siempre muy cerca, te extrañaremos si, pero lo importante ante todo que vos te sientas de lo mejor, mis mejores deseos. para vos con mucho cariño y aprecio..

    saludos fraternos
    un abrazo inmenso
    un beso

    que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  3. No permitas que abril nos robe tus letras!

    Te dejo un beso enorme y un abrazo fuerte fuerte

    y acá estoy!

    ResponderEliminar
  4. Vivi: seguí escribiendo, este es el mejor espacio, aquí sos libre. Si estás triste, recibirás consuelos, compañía, consejos de personas que han pasado por algo similar y saben qué hacer. Escribí lo que quieras, es lo mejor. Sino, escribime a mí.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  5. Está perfecto hacer catarsis acá!
    aunque no sepamos, que te pasó (ni lo queremos saber, es tu vida privada) te apoyamos, y estamos acá para darte palabras de aliento!
    besos

    ResponderEliminar
  6. Adelante, los días grises dejarán paso a los radiantes. Y sacarás fuerzas, incluso de donde no la hay. Bravo por tus letras en las que demuestras lo buena guerrera que eres.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por su apoyo y cariño. Ya agradeceré uno a uno especialmente. Estoy ordenando de a poco este lío. Me da mucha fuerza y mucha satisfacción sentirme tan acompañada en estas circunstancias difíciles. Parece que además de lo dicho en el post, a abril se le sumaron ciertos problemas de orden hormonal, bioquímicos que yo desconocía. Casi diría que estoy contenta con el hallazgo, pero porque ahora tengo más en claro qué es lo que me causa tanto malestar y veo el camino para salir adelante y no es tan oscuro como creía. Hay solución! Un abrazo fuerte fuerte a todos y a cada uno. Mil gracias!

    ResponderEliminar
  8. ¿Por que te boicoteas?
    Es mas facil escaparse siempre....si lo sabré...

    A mi se me murió un bebé un mes de Abril de 1995...como canta la canción, que me lo recuerda siempre.

    Segui expresandote como vos quieras!

    Sabes hermano lo triste que estoy,
    se me ha hecho un duelo de trinos y sangre la voz.
    Se me ha hecho pedazos
    mi sueño mejor,
    se ha muerto mi niño, mi niño, mi niño,
    mi niño, hermano.

    No pudo llenarse la boca de voz,
    apenas vació el vientre de mi dulce amor.
    Enorme y azul
    la vida se le dio.
    No pudo tomarla, no pudo tomarla,
    de tan pequeño.

    era en abril, el ritmo tibio
    de mi chiquito que danzaba
    dentro del vientre,
    un prado en flor,
    y era su lecho el ombligo, el ombligo,
    el ombligo, el sol.

    Yo le había hecho una blanca canción
    del amor entre una nube y un pez volador.
    Lo soñé corriendo
    abrigado en sudor,
    las mejillas llenas, las mejillas llenas
    de sol y dulzor.

    No busques hermano el camino mejor,
    que ya tengo el alma muda de pedirle a Dios.
    Qué hacemos ahora, mi dulzura y yo,
    con dos pechos llenos, con dos pechos llenos
    de leche y dolor.

    Era en abril...

    Y estamos pensando, sería mejor,
    el marchar los tres, el marchar los tres,
    a quedarnos dos.

    Era en abril...

    ResponderEliminar
  9. (te quería contar que le conté el cuento a mi hija, en lugar de leérselo, y la remarqué algunas partes y no tanto otras. Le causó mucha gracia el color del príncipe! Y además le encantó que la última princesa fuera al frente. Pero, con lo que no hubo caso, es con el final, que DEBE ser feliz. Probá, y cambiale el final, o tené preparada esa opción, y después me contás!(a ver si me reciclo y salgo a chorear con cuentos infantiles para niños terribles)

    ResponderEliminar
  10. Minombresabeahierba: No quiero siquiera imaginarme ese dolor. Gracias por acompañarme y compartir conmigo algo tan duro. Yo tengo una sola hija que ahora está bien de salud pero muchas veces corrí el riesgo de perderla, no sólo en el embarazo sino después, no sólo por problemas de salud sino por maldad de gente allegada de alguna u otra manera y a todo le tuve que hacer frente con una soledad infinita. Por eso agradezco la compañía y el cariño que me brindan por este medio que a mí me parecía tan frío y no lo es. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Qué abril no ocho cuartos... ni se te ocurra...
    A ver si encima del mes nos roban palabras imperdibles.

    ResponderEliminar