lunes, 1 de noviembre de 2010

amor, amor, catástrofe

"Amor, amor, catástrofe."
Pedro Salinas

cómo hacer para no sentir
que se me acaba el mundo con tu ausencia
si cada vez que te veo
una multitud de zorzales
canta en mi pecho
y revolotean incesantes en mi cabeza
volviéndome más y más loca

cómo hacer para no temer
si antes de la entrega ya soy tuya
si en tus manos
soy tan frágil y tan fuera de mí
que mi esencia pende de un hilo finísimo
entre mi deseo y tus caricias

cómo no amarte
si antes de preguntármelo
ya te amo
fuera del tiempo y de tus palabras
lejos lejos
más allá de toda razón
en el hundimiento infinito
de cualquier canción

cómo no sentir el vértigo del precipicio
si después de tu amor
sólo catástrofe
sólo perdición y abismo
se ofrecen como promesas

martes, 26 de octubre de 2010

escritura

escritura apurada
rápida
postmoderna
de colectivo
de humo y asfalto

escritura humo de cigarrillo
suspiro
aspiro
expiro

escritura paranoica
depresiva
eufórica
fin de semana
fin de mes

escritura de pasado mañana
porque hoy no hay tiempo

a correr
a correr
a escribir

miércoles, 20 de octubre de 2010

dos extraños



mirando hacia atrás
hacia lo que alguna vez fue tan tangible
tan real
y hasta "nuestro"
no puedo dejar de pensar
en este presente
que nos vuelve dos extraños

¿cómo puede ser
que dos personas que se amaron tanto
no logren reconocerse
ni en la mirada siquiera
ni en la voz
las palabras...?

¿cómo puede ser
que el sueño de una familia
que el fruto de ese inmenso amor pretérito
no haya sido suficiente
para salvar lo insalvable
y hoy seas un desconocido más?

¿quién sos?
¿quién soy?
¿cuándo fue que fuimos
que ya ni lo recuerdo casi?
y no comprendo ni el amor que nos unió antaño
ni la ausencia tan cotidiana
tan natural
tan nuestra como antes fueron los proyectos de amor

no logro reconocer tu recuerdo
la persona que alguna vez creí conocer
en ninguno de tus gestos
tus palabras me saben huecas
y ningún esfuerzo alcanza
para recordar tus besos siquiera

curioso final del amor
cuando quien camina a tu lado
se convierte en un perfecto extraño



sábado, 16 de octubre de 2010

Justificando lo injustificable: la escritura

Escribo para que no me derrote el olvido.
Isabel Allende


Es difícil justificar la escritura. Por otro lado, no entiendo porqué puede necesitar algún tipo de justificación.
Los escritores -sí, los escritores-, ustedes y yo, solemos tratar de explicar el extraño "porqué" de nuestra escritura. Como si se tratase de una actividad vergonzosa o egoísta o, lisa y llanamente, trivial y carente de practicidad.
Y, como si fuera poco, la mayoría de nosotros -ustedes y yo-, no vivimos de nuestra labor escrituraria. Entonces minimizamos y hablamos de esta práctica como "hobbie" o mero entretenimiento lingüístico cuando no se trata de resolver crucigramas tirados en la arena tratando de matar el aburrimiento.
Muchas veces reniego por no poder dedicarle más tiempo a la escritura. Es que con la escritura no "paro la olla" y, entonces, ahí vienen los conflictos. ¿Cómo explico que soy escritora pero no me pagan nada por serlo? Y la sociedad chatamente capitalista te mira como recién llegado al pueblo. "Esa persona debe tener algo raro", sospechan, como se hace con todo desconocido recién caído vaya a saber porqué en la realidad clara de la cotidianeidad popular.
Más difícil aún resulta presentarse, cuando una, efectivamente, cumple el rol de "recién llegada". Entonces empiezan los balbuceos internos, esos que nadie ve pero que se retuercen en espirales infinitas sobre el alma. Y es así que sale la mentira más verdadera: "soy docente"; "soy arquitecto"; "soy albañil"; "soy telemarketer"; etc.
El oficio que nos da de comer no define nuestra esencia necesariamente. Hay mucha gente que tiene la suerte de haber encontrado una identidad entre lo que hace y lo que es.
No suele ser nuestro caso. Muy pocos escritores viven de la escritura.
Además, nadie es lo que hace. Pero el escritor, los escritores, reconocemos esa identidad en el espíritu que nos empuja todo el tiempo a combatir los absurdos interrogatorios con absurdas respuestas para no caer en absurdos y humillantes juicios sociales.
No sé porqué el escritor, no solamente escribe sino que su actividad y su identidad son una pero con un costado siempre oscuro, como la luna misma. Como si la mitad de la luna no fuese digna de ser mostrada. Y así, cual nuestro satélite sufriendo eternamente su sombra en el lugar, quizás, más rico que posee, orbitamos y pululamos por el universo como uno más del montón para no llamar la atención.
No somos gente atormentada. Tampoco el mentiroso estereotipo del "poeta maldito" que han inventado. Somos gente del montón sin derecho a serlo.
Y cuando alguien consigue la dicha de ser reconocido como tal y de, encima, cobrar por serlo, de pronto se convierte en un ser mitológico, mágico, con autoridad para hablar sobre cualquier cosa. Eso tampoco está bueno. Ese escritor, sigue siendo uno más del montón.
Si se te ocurre decir que escribís entre amigos o familia que no se dedica a escribir y, escasamente a leer, ni hablar de los resultados: miradas mitad de lástima y mitad de burla. Una mezcla de desprecio con compasión y una pizca de "pobre loco".

Por eso, entre ustedes y yo, queridos escritores, les cuento, yo trabajo de docente -y me gusta- pero soy escritora. Es mi esencia y mi condición aún cuando el tirano tiempo no me permita teclear tanto como desean mi corazón, mis dedos y todo mi ser.



miércoles, 13 de octubre de 2010

Rescate emocional y emotivo

Si te tocara quedar atrapado en una mina, a unos 700 metros debajo de la tierra, por un par de meses, ¿a quién quisieras ver ni bien te rescaten?; ¿para quién sería ese primer abrazo inmenso?; ¿a quién quisieras volver a ver a los ojos antes que a nadie y tocar y sentir el aroma de su pelo...?
La respuesta ya está. Es esa persona que se te vino a la mente ni bien empezaste a leer las preguntas.



jueves, 7 de octubre de 2010

Carta abierta para todos los amores imposibles

Paraná, 7 de octubre de 2010.

Amor Imposible:

Mi querido, mi entelequia, mi híbrido mental, que no te asombre mi misiva.
Yo sé que no sólo sos mío sino que sos parte de todos. Todos te amamos, querido Imposible.
Hace tantos años que te espero y te sueño. No te das una idea. Cada día, cada noche, te pienso. Viene tu imagen, a veces difusa, a veces diáfana, y me visita insistentemente.
Salgo a la calle y te encuentro, en un gesto conocido, en una palabra que te escuché alguna vez o un color cualquiera.
Si llueve, me invade la nostalgia de todas las lluvias y cada gota trae tu nombre incierto a mi memoria. Y te extraño. Te extraño irremediablemente por cada lluvia en la que no estuviste conmigo.
Te extraño, sobre todo, en las siestas de primavera. Cuando llega el aroma de los jazmines nuevos con sus falaces promesas. Y el deseo se hace inmenso hasta el miedo de que aparezcas, una tarde cualquiera, así sin más, de sorpresa y dejes de ser mi Imposible.
Mi querido, yo te conozco como nadie. Sé cada uno de tus gestos y todo lo que hay en tu corazón. Yo me anticipo a tus deseos más ocultos, más secretos. Me sé de memoria cada uno de tus gestos. Y he agudizado todos mis sentidos hasta lograr anticipar tu presencia horas antes de que llegues a mi encuentro.
Siempre encuentro señales que me alientan y otras que me confirman tu desdén. Y así, en un vaivén de emociones y sentimientos en subibaja, te llevo jugando dentro de mi pecho desde que tengo memoria.
Mi amor, te necesito tanto en mi realidad cotidiana como a los amores posibles que han pasado y los que vendrán a mi vida. No te pongas celoso. No es traición, no. Tu lugar es único. Tu espacio en mi vida es privilegiado y sólo tuyo. Todos mis sueños de amor te pertenecen, mi querido Imposible. Nunca me abandones.
Te amo.
Viviana

domingo, 3 de octubre de 2010

Desvaríos de un domingo funesto

No sé si te diste cuenta de que tu deseo es tu castigo.
Nunca tenés que pedir más de lo que sos capaz de tolerar. Si no estás a la altura de las circunstancias, no es mi culpa.
Las palabras se las llevará el viento pero en otra región. En mis oídos, cada palabra tiene su asilo perenne. Nunca debiste meterte con una mujer con memoria.
El chamuyo te queda grande, cantor desentonado.
Las premisas son fundamentales a la hora de las conclusiones. Si tus conclusiones no concuerdan con las mías, es por tu verba atiborrada de falacias hueras.
Querías una mujer pensante pero no podés tenerla.
No me vengas a decir cuántos pares son tres botas cuando yo te expliqué los racionales.

viernes, 10 de septiembre de 2010

la negación

yo no soy la responsable
yo no fui
ni seré tampoco

no creo en nada
ni puedo imaginarme creer

yo no tengo derecho a hablar
ni a guardar silencio
y mi callar es un grito mayor aún

no soy feliz
no puedo y no quiero

no lloro
no me está permitido
expresar mis sentimientos
si ni siquiera
puedo consentir la tristeza

yo no tengo nada
y nada doy

yo no estaba
el día que no viniste

no soy capaz de amar
ni de odiar aunque sea
por la piedad que no poseo
y todos los dioses inexistentes

¡si tan siquiera pudiera olvidar!
pero tampoco me es posible recordar
lo que nunca fue
no puede tener presencia
en mi ausencia de ser

aunque la nulidad tampoco es mi esencia
porque escribiendo
mi nihilismo mil veces niego

martes, 7 de septiembre de 2010

trahimur omnes laudis studio

ese tipejo que ves a diario
que hace juegos de palabras para impresionar
el culto
el dizque culto
me aburre enormemente

de repente
un gil lee un libro de Marx
o de Lacan
y repite como un rosario interminable
fetichismo de la mercancía
inconsciente
significantes y deseos por doquier

es que
sepalo
no necesita leer un clásico
ni de filosofía
ni de literatura
ni de ciencia alguna

repita con convicción
como dijo Žižek
y todos sabrán que usted es culto
¡qué bien suena Žižek para cualquier ocasión!

ostentación material
ostentación intelectual
no sé cuál es peor

asqueada de aburrimiento
señoras y señores acartonados
fingiendo risas estridentes
sobre conceptos más aburridos que ellos

¡ahí viene el culto!
¡aplaudan todos sus frases célebres!
pobre espíritu
si la lectura sólo le sirve para buscar aplausos fatuos

miércoles, 1 de septiembre de 2010

un libro

El otro día, niña,
mientras leías
se me llenó el alma.

un libro
ese libro casi ingrávido
tan liviano y popular
tal vez culto y enredado
perpetuo y fugaz
con multiplicidad de matices
ese libro que descubriste
en un subibaja de emociones te llevaba

y te reías sin continencia
y te reías de puro goce
y te abrumaba lo grotesco
hasta el morbo convidado
y te llenaste de extrañeza
disfrutando lo anecdótico

pero
sobre todo
ese libro
te cambió el rostro
y la cabeza
y la identidad
y hasta el sueño

llegó la literatura a tus pupilas transparentes
y la lectura se anidó en tu cráneo
perennemente
y el goce
y el placer
se oyeron hasta en tu vientre florido

desde entonces y para siempre
una nueva dimensión te distingue
lectora
¡con apenas quince años!
lectora
risueña e inquieta

lunes, 30 de agosto de 2010

tras tantos sueños

tras tantos sueños
la vana realidad
escurridiza entre tus manos
invisible entre las mías
la fortuna nos hace burla
hamacándose en la lejanía

una brazada y otra
y otra brazada y más
aguantar
aguantar
aguantar
¿quién quiere nadar?

la monotonía eterna
el cansancio sin par
si tan sólo pudiera
sentarme en la orilla a llorar

jueves, 26 de agosto de 2010

Che, boludo

A Isidoro Blaisten
que no era ningún boludo

Estas palabras son para vos.
Sí, para vos,
poeta que te escondés como un delincuente
que le temés a la opinión de los mediocres
que no saben distinguir la diferencia
entre la angustia rasa
y la angustia de una gota de lluvia
deslizándose por el cristal
en una mañana fría y lánguida.

Seguramente te van a quemar por hereje
y por boludo.
Vos que andás haciendo esas idioteces
con la rima y las palabritas,
en vez de comprar y comprar
y trabajar para comprar más aún
y endeudarte para volver a comprar
como hace la gente sensata y normal.

Vos que te emocionás con una buena metáfora.
¡Qué boludo!
Vos que ponés el corazón en las palabras
y te perdés en las librerías y las bibliotecas
y creés en un mundo mejor
y denunciás sin miedos la injusticia social
y te desgarrás la garganta cuando te toca el desamor
y sos pura miel en las poesías de amor
porque creés en el amor y en la fuerza de la palabra.

Sin embargo,
te escondés todos los días detrás de ese traje de gente normal
y escribís subrepticiamente
y hacés las cosas que hace la gente sensata
para disimular lo más posible tu condición:
¡Poeta!

¡Zeus me libre y Calíope me ampare!
¡Poeta!
¿A quién se le ocurre semejante desvarío
en pleno siglo XXI capitalista y postmoderno?


domingo, 22 de agosto de 2010

la ebriedad de las uvas sin verano

A Neruda
que no tiene la culpa

ebrios y eufóricos
al unísono de la fiesta
se escurrió la noche
con voces de uvas fermentadas

era invierno
y el frío y el viento
no se apiadaban
en un abrazo danzante
los combatimos
sin pensar quién sos
sin pensar quién soy
sin pensar siquiera
en un somos

pero fue la fiesta
y fuimos los náufragos del cariño
aferrados al madero del lecho
y el sopor de la ebriedad
salvándonos apenas
de la cruenta soledad

besos de vino
caricias trémulas
brindis de pasión
en copas de piel

ya sale el sol
ya recuerdo quien soy
y quién serás a partir de ahora
no sé
¡gracias y adiós!

jueves, 5 de agosto de 2010

ola polar

levantate temprano

no desayunés

no encendás la calefacción

no te abrigués

no te calcés los zapatos

salí a la calle y caminá descalzo

andá descalzo a trabajar

no te quejés

no almorcés

no merendés

al anochecer recostate en una vereda

mirá el cielo helado

mirá a la gente desde el suelo

después volvé a tu casa

y cuando por fin te acostés en tu cama tibia

pensá si te alcanza con dar una moneda en la calle

o donar los centavos que te quedaron a UNICEF

o llevar un paquete de fideos a la iglesia

para calmar tu conciencia y sentirte buena gente

domingo, 1 de agosto de 2010

una dulce ilusión más

apenas aparece su faz ante mis ojos
una parálisis irrefrenable me asalta
y la mandíbula dislocada se me cae al piso
y se azota como cántaro que a la fuente va

es que su presencia así de cercana
se me hace como el aroma del café con leche
en una estación de ómnibus a las 7 de la mañana
con medialunas tibias y el calor del viaje en la boca
trayendo o dejando todo el vértigo en el estómago
y un dulce sabor a abrazo en las manos

saberlo cerca
es como pasar por casualidad frente a una panadería
una tardecita fría de invierno
y sentir el olorcito del pan recién horneado
y no resistir el deseo ni intentarlo
y entrar a comprarlo
con unas ganas locas de pellizcarlo
camino a casa

tenerlo ahí ¡tan cerca!
me provoca esa urgencia
que se siente al hallar un libro inesperado
en el estante más escondido de la librería
y comprarlo con la sensación de que te robás un tesoro
y no ver la hora de llegar a destino
acariciándole el envoltorio
hasta poder al fin descubrirlo a solas

las ilusiones suelen ser traicioneras
pero
por más que me digan
antes o después
y finalmente descubra
que al café con leche lo escupió el mozo
y las medialunas eran de antes de ayer
y que el pan era viejo y recalentado
y el libro una real estafa
que no cumplía ni la mitad de lo que prometía en la contratapa
acaso
¿valdrá menos esta dulce ilusión?

viernes, 23 de julio de 2010

Fragmentos de un discurso femenino

Solamente para que vean que este no es un blog sexista, feminista, lo que sea, etc; acá viene la contraparte del post anterior.
A algunos les gustará pensar que ambos discursos se complementan...bueno, no. No necesariamente. Tampoco solemos estar en la misma sintonía: si fuese así, no habría conflictos y todo sería muy aburrido.
Por suerte, a todos nos mueven intereses absolutamente distintos y expresamos nuestros pareceres como podemos sin importar el género que a cada cual le haya tocado en suerte.
En cuanto a los fragmentos discursivos que expondré a continuación, vale aclarar que ninguna de esas frases ha sido proferida por mis discretos labios siempre tan medidos en el decir y amigos de la cortesía y las buenas costumbres. Solamente recojo al azar un montón de frases oídas por ahí y dichas por mujeres menos cautas, esclavas de sus palabras y no dueñas de su silencio como acostumbro yo.
Las frases:

  1. Estoy hecha una vaca...mañana empiezo la dieta.
  2. Ya me parecía a mí que esa era una turra.
  3. ¡Qué asco! ¿Cómo vas a decir eso?
  4. Me miró y me sonrió...¿Vos qué decís?
  5. Me mandó un mensajito... ¿Vos qué decís?
  6. Me mandó un e-mail... ¿Vos qué decís?
  7. Me llamó... ¿Vos qué decís?
  8. Nos besamos... ¿Vos qué decís?
  9. Garchamos... ¿Vos qué decís?
  10. No me llama y me atiende la casilla... ¿Vos qué decís?
  11. El tamaño no importa.
  12. Si te acostás con un pendejo, amanecés meada.
  13. Ayer el bebu hacía caquita re-blandita. Me re-asusté. Entonces lo llamé al pediatra y le dije y me preguntó que de qué color era y le contesté que era marroncita, blandita, casi líquida. Por suerte me tranquilizó y me dijo qué hacer. Ahora está más normal, ya hace caquita más durita...
  14. ¿Y por qué están con la pelota parada y el de naranja parece que va a patear y se pararon un par de jugadores al lado del arquero? ¿Se siente mal el arquero? ¿Lo van a ayudar? ¿Eh? ¿Eh?
  15. ¿Y si nos hacemos lesbianas?
  16. Hoy por mí. Mañana por ti. Pasado por onga.
  17. Estoy con el afrecho hasta las orejas. Necesito una urgente!!!
  18. No sabés... tenía un matafuego ahí!!!
  19. ¡Cuántas cosas que estoy aprendiendo con vos! ¡Nunca me lo hubiese imaginado! ¡Sos increíble!
  20. Tengo que decirte algo... [Completar con la frase que usted más tema en esta vida]

viernes, 16 de julio de 2010

Fragmentos de un discurso masculino

A la manera de Roland Barthes, les ofrezco a continuación una serie de fragmentos discursivos inconexos, en apariencia, pero que, sin embargo, tienen una cualidad común: han sido enunciados por voces masculinas de diversa importancia en mi vida. El motivo de su transcripción no es otro más que el de limpieza general del recinto cerebral donde han quedado haciendo ruido, tal vez, anacrónicamente. Por lo demás, no creo que sea menester ningún otro tipo de explicación.
Sin más preámbulo, con ustedes, ellas, las voces masculinas atesoradas salen a la luz:

  1. Al que le guste el durazno, que se aguante la pelusa.
  2. El que no sea guampudo, que no pierda la esperanza.
  3. De las guampas y de la muerte, nadie se salva.
  4. Estás tan buena que te la tendrían que poner caminando.
  5. Si la mitad de un país trabaja y la otra no, ese país se hunde.
  6. ... (cri-cri...cri-cri)
  7. Por lo general soy re-machito pero, de vez en cuando, se me salen las plumas.
  8. Nadie muere mocho.
  9. Así es la vida del pobre, hay que laburar. No queda otra...
  10. ¿Todo eso es tuyo?
  11. Yo no soy así. Vos me ponés así.
  12. ... (cri-cri...cri-cri)
  13. Es re-buena la mina: no tiene fiaca para hacer la ensalada de fruta.
  14. A los 30 los hombres no podemos despegar los ojos de las tetas. Después de los 40 se te van los ojos derecho al culo. Es inevitable. Es una ley biológica.
  15. Las mujeres que fuman son todas putas.
  16. Vos seguí que yo te aviso.
  17. Si querés conservar un hombre con vos: pete y garrote.
  18. Las mujeres son como las gallinas: les podés dar el mejor maíz y no lo comen pero ahí, donde hay un sorete, van y picotean.
  19. ¡Daaaale! ¿Qué te cuesta?
  20. ... (cri-cri...cri-cri)

lunes, 14 de junio de 2010

¡Falta envido!

Te quise decir pero no pude.
Quería decirte pero me ahogaba.
Dije "te quiero"
como quien tiene una sota y un caballo
pero tenía 33
y no me animé a echar la falta.
Igual, te fuiste al maso...
y me quedé mirando.
Esperaba más de vos.

Entre canto y canto
me dijiste que era buena.
"Son buenas" -parecías decir-.
Mientras, barajabas un truco,
más que truco una treta para mí:
-Quiero tener hijos -dijiste.
-No quiero -me apuré.
Y te di un punto
en vez de darte la vida y la verdad tajante...
es que me achiqué y no me animé a retrucar:
-No puedo...¿me amarás lo suficiente como para entender?

Ay! Es el truco un juego traicionero,
de ocultamientos y mentiras.
Nunca se sabe bien quién merece ganar.

Quise decirle "te amo"
pero no me animé.
Me conformé con un punto
y, a cambio de orgullo,
me anoté un poroto
en vez de jugármela hasta el final.

Ay! Y dejé que se vaya
sin echarle la falta.
¡Cobardía inútil!
Nadie ha ganado
y ya no ha de volver.

¡Habrá que barajar otra vez!

jueves, 27 de mayo de 2010

lenguaje poético

es inminente desmitificarlo
quitarle los adornos superfluos
y declararlo blasfemo sin pudores

el lenguaje poético es un bufón disfrazado
hay que quitarle la solemnidad sobreactuada
despojarlo de seriedad inverosímil

hay que sacudirle el polvo de las bibliotecas célebres
arrojar a la basura los guiños condescendientes
divorciarlo de próceres y padrastros obsoletos

es absolutamente necesario desnudarlo de barroquismos inútiles
y llenarlo de lugares comunes
de sensaciones cotidianas y palabras cercanas

es menester poblarlo de emociones mundanas
y metáforas llanas

* Este poema fue publicado por mí, hace meses, en otro blog (Síndrome de la página en blanco) de menos concurrencia. De tan poca concurrencia que hasta yo lo tengo bastante abandonado. Dado los elogios recibidos, la falta de tiempo y de inspiración, sumados a la vanidad, he decidido publicarlo acá que es un sitio con un par más de adeptos que me bancan.

sábado, 15 de mayo de 2010

marioneta

los hilos no se ven
tira y tira sin piedad el titiritero
mueve los brazos cansados de esta muñeca triste
y los levanta a fuerza de obligación

baila baila la muñeca boba
al compás de la voluntad del titiritero
sin ganas
sin alegría
sin dolor

los hilos no se ven pero se sienten
tira y tira
sin piedad
para doblegar el corazón

pero llegará el día
yo sé que llegará
un milagroso segundo
en el que tirada la muñeca en un cajón
hallará las tijeras para cortar los hilos opresores
y será libre
y bailará al compás de su corazón

se cortarán los hilos
la marioneta recuperará el alma y verá el sol
y el tirano
que hasta entonces la doblegaba
tirará de los hilos sin causa y sin razón
enredándose hasta caer en su propio socavón

sábado, 1 de mayo de 2010

una lágrima

ayer se me cayó una lágrima
lánguida y opresiva a la vez
la sentí arrastrarse maléfica
haciendo surcos de dolor
en mi piel castigada
hasta insultarme la boca
con su salobre sabor lacerante
y la maldije
¡puta lágrima!
le dije
¡maldita!
líquida melancólica corporeidad
manifiesta en su insignia mordaz

ayer
ayer ninguna fuerza me fue suficiente
y no pude contenerte en mis cuencos abatidos
¡puta lágrima!
tenías que manifestarte en mi rostro mortal
para recordarme mi debilidad
mi pequeña e insignificante humanidad

domingo, 25 de abril de 2010

Licencia por enfermedad

Mi cuerpo necesita toda su energía para recuperarse. Y no lo dijo el médico, tampoco lo digo yo, sencillamente se niega a seguir mis deseos y mi voluntad.
Por eso, hasta que me reponga y pueda volver a articular algo, este blog se hallará de licencia por enfermedad.
Los extraño. Ya volveré a visitarlos cuando tenga más fuerzas y menos virus y bacterias.
¡Un abrazo!



lunes, 12 de abril de 2010

era la primavera eterna

era la primavera eterna y no había pasado ni futuro

por eso
cuando tenga quince años
voy a caminar sin cansarme
sin apuro y sin pausa
sin razón aparente


y te tomaré de la mano
y te besaré en cada esquina
hasta que se me paspen los labios

por eso
cuando tenga quince años
me voy a reír a carcajadas
y no me va a importar el qué dirán
me reiré hasta que me duela la panza


y me sonrojaré ante tu mirada
y cuando me mires miraré hacia otro lado
y cuando me hables sonreiré emocionada

por eso
cuando, al fin, tenga quince años
intentaré llamar la atención a cada rato
azotaré la puerta cuando no me guste algo
saldré corriendo cuando algo me oprima el pecho


y diré "te amo" y será verdadero
diré "para siempre" y será cierto
diré "amor de mi vida" y será verdad


por eso
cuando tenga quince años
amaré sin reparos ni prejuicios
sin especulaciones ni cálculos
la entrega será completa y pura

y cuando el corazón me hayan despojado
y sangre destrozado entre mis manos
lloraré lágrimas de niña caída

me levantaré al otro día
con el corazón emparchado
y mañana ya será otra vez presente
sin pasado ni futuro
y "amor de mi vida"
"te amo" y "para siempre"
volverán a sonar tan nuevos y tan ciertos
como cuando se tiene quince años

por eso
cuando, por fin, tenga quince años
me aferraré a la espontaneidad
para no soltarla nunca más

domingo, 28 de marzo de 2010

Las manos del obrero


Amo tus manos, laburante,
hacedor de la patria desde el alba de cada día
desde antes del alba de la historia.

Amo tus manos fuertes, obrero,
por limpias,
por puras,
porque la avaricia no puede mancillarlas,
porque nada ni nadie puede corromperlas.

Amo tus manos ásperas, laburante,
ajadas a fuerza de soles inescrupulosos,
lluvias perpetuas
y fríos inclementes.
Esas mismas manos que a la casa llevan el pan
y en una caricia llenan
de ternura, calidez, suavidad.

Esas mismas manos,
tus manos, mi amigo trabajador,
llevan palpitando bajo la piel el corazón
y son el abrigo de tu esperanza
y la de quienes te quieren
y hasta de los que ni te conocen.

Porque son tus manos, mi amado obrero,
las que hacen brotar al país del inhóspito suelo.
Son tus manos infatigables
las que alzan la bandera en un vuelo de esperanza.

Son tus manos rústicas, mi querido laburante,
las que enaltecen el pueblo,
las que forjan la dignidad de la patria,
el tesoro más preciado de una nación
aunque ni siquiera lo sospeches.


miércoles, 24 de marzo de 2010

El día en que me prostituí

El día en que me prostituí debió haber sido martes.
Sí, seguro fue un martes.
Un martes oscuro.
Si había sol,
si hacía calor
o frío
no lo sé.
Solamente sé que todo se oscureció para siempre.
Desde ese martes nefasto
en que doblé los sueños
y los guardé en el fondo de un bolsillo roto
y me dispuse a intercambiar tiempo
por unos pocos cobres
con monigotes absurdos
que se atreven a etiquetarme,
a decirme quien soy
o quien debo ser.

El día en que me prostituí llovía.
Sí, seguramente llovía.
No puede haber sido de otra manera.
Aún recuerdo deslizarse las pesadas gotas
llantos del alma perdida
sobre el suelo manchado de impotencia
del que aún no despego la vista.

El día en que me prostituí
empecé a convencerme de que no había opción.
Desde ese martes lluvioso
un coro constante
repite y repite
con plañideras palabras
que no hay elección,
que hay que sobrevivir,
que deje de soñar.

Busco y rebusco los sueños guardados
y parecen perdidos
y parecen abortados
y todo me dice
que no hay otra opción.
Por unos pocos cobres
me dictan quien soy.

domingo, 21 de marzo de 2010

el lenguaje del amor

no
no me prometas nada

¿acaso tan poquito me conocés?

no quiero joyas
mis manos desnudas saben acariciar mejor

no quiero esos regalos extravagantes que se te ocurren

tampoco me rinde la voluntad la idea superflua de un crucero

no quiero ningún coche
no me gusta manejar

¿departamento?
¿casa entre boulevares?
¿un piso de lujo?
¿una casa en un country?

pero ¿qué lenguaje usa el amor ahora?
no entiendo

¿rosas?
puede ser rosas
son lindas...

mejor hagamos una cosa
verás
yo vivo a la vera del río
todas las mañanas se siente el murmullo del oleaje
y el cantar de los zorzales desde mi cama austera
el aire húmedo del litoral es una caricia todo el año
mis manos saben de labores tanto en la cocina como en la habitación
es pequeña mi casa
y huele a comida casera todos los mediodías
y a la siesta un sopor ineludible te arrebata

mejor hagamos así
yo te invito un día cualquiera
ha de ser una siesta lluviosa
en que repiqueteen las gotas sobre el techo de zinc
y con tan tremenda melodía
y la cortina apenas entreabierta
yo te enseñaré el lenguaje de mi amor

martes, 16 de marzo de 2010

Dicen que este es un blog creativo


¡Estoy re chocha!
Recibí este premio al Blog Creativo de manos de Dolores que, además de ser creativa, me hizo una propaganda bárbara en su blog. Por eso, gracias, Dolo!
No sé bien cómo viene la mano pero parece que hay que pasarlo. Lo cual no conlleva ningún problema puesto que leo muuuuchos blogs y todos muy creativos.
En esta ocasión, los homenajeados son:

Marce, con su blog Poesía imperfecta -que de imperfecta no tiene nada-. Esta maravillosa creatividad poética nació como sección de otro blog del mismo autor, "La menor idea" pero bien merece un premio este sitio por sí solo.

Persis, escritora de alma y docente de corazón. Con su creatividad ahora está creando un rascacielos imaginario que no tiene desperdicio en su blog Entre la vigilia y el sueño, la pasión..

Juan, el Galán de la blogósfera, con sus historias sobrenaturales y existenciales que me desdoblan en varias partes la propia existencia y el cerebro.

Oso, de los Apuntes del Oso, que apunta todo lo que ve, escucha y recuerda. Es la voz y los ojos de nuestra Villa tan utópica y real, como sus naturales contradicciones que mi querido amigo sabe contar como nadie.

Neto, de Netomancia. Un cuentista extraordinario como sus relatos, entre lo fantástico, la ciencia ficción, el suspenso y las letras chorreantes de sangre. ¡Una exquisitez!

Daniel, de Lado D. Un poeta que hace carne las palabras y las suelta al mundo para que sigan creciendo.

Para todos mis felicitaciones y sé que quedo en deuda con mucha gente creativa más. Todos los blogueros son creativos -al menos los que leo yo-.
¡Gracias a todos por bancarme y alimentar este lugarcito con sus lecturas y sus comentarios!

sábado, 13 de marzo de 2010

por lo menos

una sola golondrina no hace verano
y un solo gil no hace pueblo

los hombres en cuatro patas militan el porlomenismo
al unísono de sus voces se oye
el rezo en constante peregrinación opaca

porlomeno porlomeno porlomeno

repiten y repiten los hombres
acostumbrados a trocar sus rostros por barro
barro que escupen de vez en cuando al cielo
para que les vuelva a caer en sus cabezas gachas

porlomeno porlomeno porlomeno


están convencidos de que no merecen más
que las reglas del juego son así
y educan a sus hijos para que se alegren
cuando en vez de miel les den un puñado de bosta

porlomeno porlomeno porlomeno

los hombres del porlomenismo
ya no tienen sueños
son fantasmas vestidos con carne
tienen media sonrisa de conformidad
la otra mitad de la boca la han perdido
o la han vendido por unos cuantos papelitos sucios
para poder seguir con su rigurosa pacífica rutina

porlomeno porlomeno porlomeno

el día en que los hombres dejen caer sus máscaras de barro
y cada uno recupere su rostro y su boca
el día en que los hombres se convenzan
de que no están convencidos
y puedan abrir los ojos sin que los empañe la cobardía
y se crucen las miradas
y al saludarse no se oigan más "por lo menos"
sino efusivos "hermano latinoamericano"
y todas las cabezas se abran para soñar
y todos los brazos se alcen para luchar
las golondrinas no volverán a emigrar
el pueblo será al fin pueblo
y la esperanza renacerá



sábado, 6 de marzo de 2010

entrevista laboral

es a las dieciocho
voy a estar quince minutos antes
veinte es muy desesperada
diez es muy arriesgada
tengo ganas de hacer pis

me ducho
me maquillo
me peino
tengo ganas de hacer pis

esta blusa es muy escotada
esta otra muy cerrada
tacos
tacos pero discretos
sandalias
tengo ganas de hacer pis

¿pollera o pantalón?
pantalón
pantalón de vestir claro
tengo ganas de hacer pis

el currículum vitae
¿dónde están las putas hojas para imprimirlo?
el currículum está listo
tengo ganas de hacer pis

el título
los certificados
congresos
ponencias
concursos
idiomas
becas
publicaciones
seminarios
antecedentes laborales
¿originales o fotocopias?
los dos
ya tengo ganas de hacer pis otra vez

retoco el maquillaje
constato que estén todos los papelitos
¡el documento!
sí el documento
por las dudas
me miro al espejo y todo está impecable
frente y tetas en alto
un último pis y salgo

llego a las diecisiete y cuarenta y cinco
espero hasta las dieciocho
paso
me atacan entre dos
no dejo de sonreír
amago a sacar los papelitos y no me dejan
me preguntan
¿cuál es la velocidad de un eructo estimando un esófago de 30cm?
¿qué haría en caso de tsunami en la laguna artificial del parquecito?
¿qué adminículo usa para cortarse las uñas?
y ahí sí
ahí ya lo vi
ese gesto determinante
"gracias señorita por asistir a la entrevista
pero usted no es lo que estamos buscando"
me despedí cortesmente
con la sonrisa dibujada aún

salgo a la vereda
siento que me olvidé algo
no puedo dejar de sentir que algo me falta
que algo perdí
y es irrecuperable

toda vestida de perplejidad
llego a mi casa y me son insuficientes las fuerzas
para desnudarme de la sociedad
entonces
entonces sólo hay una opción
agarro los papelitos que certifican mi idoneidad profesional
los hago un cucurucho
y me preparo unos mates


miércoles, 24 de febrero de 2010

simplemente


yo no puedo prometerte placeres infinitos
ni darte regalos sinfín

yo soy incapaz del amor incondicional
y desconozco el significado de "para siempre"

yo no poseo la felicidad entre mis manos
y nunca llegué al carnaval carioca en la fiesta de la vida

yo no sé ni pelear para entretenerte
y el arte de la seducción no es mi habilidad


yo sólo te ofrezco la certidumbre de la sinceridad brutal
y mi compañía a secas

yo sólo soy dueña de un millar de besos que aletean en mis labios
y de este presente que desaparece con estas letras endebles

yo de tristezas llevo una mochila añeja
pero tengo para vos mi oreja dispuesta
o el silencio sin más
según propicie la ocasión

una sonrisa un mate una mirada
una caminata al atardecer
una canción que se haga nuestra porque sí
una explosión de pasión si miramientos

simple y llanamente
no hay nada más
y todo te lo quiero dar

domingo, 21 de febrero de 2010

señor i ching



señor i ching
tíreme un cable
o más bien un cobre
lo que le sea más fácil

señor i ching
un hexagrama treinta
si no es mucho pedir
donde la llama calienta

señor i ching
nada le cuesta un cuarenta
con truenos y lluvias
que el mal ahuyentan

señor i ching
al menos un cuarenta y nueve
que con perseverancia
y si no llueve
yo mantendré sobre agua fuego leve
hasta que el éxito y la calma lleguen

viernes, 12 de febrero de 2010

Cabizbaja y meditabunda


CABIZBUNDA Y MEDITABAJA
NADA MÁS

sábado, 6 de febrero de 2010

Mundos paralelos

¿Será que con cada decisión que tomamos se abre una brecha en el espacio-tiempo y un “yo” va por un lado y otro “yo” va por otro?

Cada decisión es una bifurcación y un parto cósmico.

Hay bifurcaciones más radicales, más drásticas. A veces veo en sueños a mi otra “yo” en mi ciudad de infancia. Es una imagen difusa, fantasmagórica pero, no le va tan mal, parece.

Hay otras bifurcaciones que parecen mínimas, sin importancia pero no hay que dejarse engañar por la óptica simplista del sencillo devenir de los días.

Ir a una escuela implica no-ir a infinidad de otras posibles y, sin embargo, mis otras “yo” sí fueron en sus correspondientes mundos paralelos.

¡Vaya una a saber qué hicieron! ¿Qué amistades habrán cosechado? ¿Qué reputación tendrán?

La elección de la profesión, casarse, no casarse, separarse, no separarse, tener hijos, no tenerlos, resulta apenas una enumeración mínima de todas las brechas que se han creado y han seguido su rumbo sin consultarme.

El bizcochito que acabo de engullirme: hay una Viviana que se comió un bizcochito pero, en ese mismo instante, surgió otra que no.

Con todas estas multiplicidades de “yoes” y “voses” me siento un poco aturdida … ¡Qué quilombo!

No sé bien cuál será el camino que he seguido. Ya ni siquiera sé si soy la original.

No se lo tomen tan a la ligera. No, no. Porque si están leyendo ésto es porque están en el mismo mundo que “yo” y vaya una a saber si es el indicado o el conveniente.

Ya sé que todos los caminos conducen al mismo lugar y no estoy hablando de Roma. Ahora, digo “yo”, ¿no estaría bueno que haya señalizaciones a la vera del camino para no andar perdiendo el poco tiempo que tenemos, tantas veces, dando vueltas en círculo perdidos?

Así la pasaríamos todos un poco mejor y se nos haría el viaje un poco más ameno, más liviano.

¡Pensar que hay días en los que ni “yo” me aguanto!

¿Serán las otras “yoes” haciendo ruido en mi cabeza?

¡Qué lindo sería poder asomarse al otro lado del espejo de vez en cuando! Para chusmear nomás.